Como un adelanto exclusivo, el Museo Taller de las Herramientas ‒que abrirá sus puertas en septiembre‒ presentará una muestra de su colección de más de dos mil piezas a los visitantes de la Semana de la Madera. Además, ofrecerán novedosos talleres para familiarizar a los más pequeños con el oficio de la carpintería.

Desde fuera parece una más de las tantas casas de fachada continua que dan al barrio San Isidro su estampa tradicional, pero el bullicio de taladros, sierras y martillos que se agita al interior anuncia que algo extraordinario se está fraguando allí dentro. Es que luego de meses de trabajo, en este lugar se abrirá el Museo Taller de las Herramientas, espacio de exhibición y aprendizaje inédito en el país, consagrado a ese objeto indispensable que, sin embargo, suele quedar relegado a un injusto segundo plano.

 

El proyecto es fruto del afán de Francisco Dittborn, empresario aficionado a la carpintería que ha llegado a atesorar más de dos mil herramientas antiguas de las más variadas especies, fascinado por las historias de ingenio, sabiduría y esmero que encierra cada una de ellas. Se trata de una colección única, que los visitantes de la Semana de la Madera podrán conocer por adelantado gracias a tres módulos de exhibición que el Museo Taller instalará en la Estación Mapocho durante todos los días que dure el evento.

 

Cepillos, sierras, escuadras, formones, taladros y gramiles ‒como se denomina ese utilísimo artilugio usado para marcar la madera‒ son solo algunas de las piezas que estarán expuestas al público, como testimonio de la inventiva con la que los maestros carpinteros han logrado dar solución a los desafíos técnicos de su oficio. Dentro de cada familia de herramientas de la colección hay ejemplares sencillos, que cumplen su función sin aspavientos, al lado de otros de hechura y ornamentación exquisitas. Todos de fabricación extranjera ‒Inglaterra, Francia, Alemania, Estados Unidos‒, pues en el país no existió nunca producción de estos utensilios a escala industrial. Y todos en perfecto estado de conservación, salvo por el natural desgaste que su función supone.

 

Precisamente son esas huellas del uso las que disparan la imaginación de su dueño. “Es como lo que ocurre con los peldaños de una escalera”, comenta. A diferencia de una herramienta nueva, las que Francisco ha reunido lucen múltiples heridas de guerra acumuladas a lo largo de 50, 100 y hasta 200 años de servicio intensivo. “Lo que más me gusta es que en cada una de estas piezas hay miles de horas de trabajo y experiencia depositadas”, agrega, sin ocultar el deleite que le provoca contemplar y manipular sus tesoros.

 

Pero además de la muestra, el Museo Taller ‒tal como sucederá desde septiembre en su sede de calle Root‒ realizará durante la Semana de la Madera una serie de talleres para niños, donde podrán aprender algunas técnicas básicas de carpintería mientras trabajan ensamblando una pequeña figura de madera de diseño original. La idea es familiarizarlos con el oficio y con las virtudes de este material desde pequeños.

 

Los talleres del Museo Taller se efectuarán los días viernes 2 y sábado 3 de septiembre. Los cupos son limitados, por lo que para participar es indispensable inscribirse previamente. El formulario estará disponible en línea próximamente.

 

 

* El Museo Taller ‒ubicado en calle Root, a pocas cuadras de la estación de metro Santa Lucía‒ contará con una sala de exhibición donde niños y adultos podrán conocer, observar e, incluso, manipular las herramientas de la colección. Un maestro carpintero estará trabajando en forma permanente en un espacio acondicionado con herramientas actuales, realizando demostraciones prácticas y resolviendo las dudas de los visitantes. También habrá un espacio destinado a la realización de talleres, dotado de herramientas que los niños podrán utilizar bajo la supervisión de un tutor.

 


 

COMPARTE ESTE CONTENIDO EN:
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail