Con el proyecto “Zaguán Austral”, alumnos de la Universidad de Chile obtuvieron el primer lugar del Concurso de Arquitectura 2015.

José Órdenes, Franco Marrese y Makarena Ceballos son alumnos de 5° año de Arquitectura en la Universidad de Chile, y con su proyecto Zaguán Austral obtuvieron el primer lugar del Concurso de Arquitectura organizado por Madera 21, en el marco de la Semana de la Madera, realizada en la Estación Mapocho.

 

Su maqueta –en realidad eran tres maquetas, requisito para todos los concursantes- se llamó Zaguán Austral, situándolo en la ciudad de Chaitén. José Órdenes cuenta algunos detalles: “Llegamos a Chaitén el 2008 por la erupción del volcán y nos llamó la atención que no había una respuesta del Gobierno para el problema habitacional”.

 

El tema del concurso era elaborar un conjunto habitacional en madera, de densidad media, entre 150 y 400 personas por hectárea y con viviendas de entre 50 y 140 metros cuadrados. “El tema lo encontramos super acorde con lo que pasaba en Chaitén”, dice Órdenes.

 

Las tres maquetas eran básicamente así: la primera mostraba la relación del conjunto habitacional con su contexto urbano; la segunda, que era la más grande, exhibía uno de los patios del conjunto, para graficar la relación de un patio privado con la circulación pública del conjunto, con las demás viviendas y con el comercio; Y la tercera era de detalles constructivos, representando las casas afirmadas en parte sobre palafitos.

 

─ ¿Por qué ganó la propuesta de ustedes?

 

Creo que porque el concurso llamaba a generar barrios. Y nosotros nos enfocamos en un barrio y en un usuario para ese barrio. Nosotros hicimos un estudio para ver qué necesitaría ese usuario, que fuera más allá de las cuatro paredes, para integrarse en el entorno y la comunidad. Aproximadamente el 80% de la actividad económica de Chaitén se sustenta sobre el turismo. Entonces pensamos que la vivienda fuera el soporte para generar servicios que se complementaran con el turismo. Nosotros atacamos ese concepto. Y además creemos que nuestra propuesta era competitiva porque incorporamos una tecnología nueva.

 

─ ¿Cuál?

 

Usamos paneles Kielsteg. Eso en términos arquitectónicos nos permitió generar una planta que diera espontaneidad y flexibilidad a la vivienda, que puede ir modificándose. El zaguán es un intermedio entre el exterior y el interior de la vivienda. Y es como una proyección de lo que es Chaitén, una entrada a la Carretera Austral. Gracias a estas innovaciones cada vivienda puede ser desmontada y transportada en un container.

 

pensar-chaiten-como-la-puerta-de-entrada-a-la-carretera-austral-1

 


 

COMPARTE ESTE CONTENIDO EN:
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail